La fe en Jesús resucitado nos convierte en personas nuevas. El evangelio nos recuerda que esa fe es capaz de hacer que el grupo de los discípulos, cerrado sobre sí mismo, se transforme, por la fuerza del Espíritu, en una comunidad misionera. Una comunidad que obra signos y prodigios a favor del pueblo, respaldado por la autoridad soberana de Cristo resucitado.

¡Caridad y Misión!

P. Chuno, CM

Pincha en una de las siguientes imágenes para descargar la Lectio de este domingo (formato PDF o Word):

 

Formato Word

Formato PDF