El adviento en sí mismo es un tiempo de expectativa, de preparación, de disposición, de esperanza, de búsqueda, porque está marcado por la espera del Señor. Es buscar disponer nuestro corazón para que el Señor pueda nacer en cada uno de nosotros, para que Él tenga un lugar en nuestras vidas.

¡Caridad y Misión!

P. Chuno, CM

Pincha en una de las siguientes imágenes para descargar la Lectio de este domingo (formato PDF o Word):

 

Formato Word

Formato PDF